Saltar al contenido

Cómo Mentalizarse para Adelgazar

marzo 14, 2022
mentalizarse para adelgazar
Comparte si te ha gustado ;)
Cómo Mentalizarse para Adelgazar
Los pasos para mentalizarse de manera correcta antes de adelgazar:

 

Identifica tus Motivos.

Elige el plan de Nutrición qué más se adapte a tus necesidades.

Adelántate a los retos y objetivos

Hazlo con seguridad  (Consulta siempre a un Profesional)

Descarta obstáculos que te limitan (Inclusive personas tóxicas que te desalienten en tu proceso)

Fija objetivos INTELIGENTES

No subestimes el fracaso, siempre se aprende y ese es uno de los objetivos principales

Come con atención plena

Pide asistencia si lo requieres

Cultiva una forma de pensar de desarrollo

Bajar de peso supone muchísimo más que elegir lo que te llevas a la boca. Algunos estudios sobre cambios en el accionar detallan que la forma de pensar tiene la posibilidad de ser un aspecto clave en el momento de adelgazar con excelente resultados.

Esto se origina por que nuestros procesos de pensamiento pueden:

Saber y sostener nuestras motivaciones;

Incrementar nuestra seguridad y compromiso;

Impactar sobre nuestras actitudes y objetivos;

Hacer nuevos hábitos más saludables;

y además, contribuir a administrar el estrés y los desafíos que podrían lograr que tengamos un desliz en nuestra dieta.

Esta elaboración mental se traducirá en excelente resultados y, por lo tanto, en una optimización de la salud y un adelgazamiento más sostenible, fundamentalmente si se relaciona con un plan de nutrición que disfrutas y que, de la misma manera que en una dieta baja en hidratos de carbono, te va a ayudar a administrar el hambre y los antojos.

Motivación: hallar tu “porqué” y centrarte en él: es lo más importante.

¿Cuál es tu razón para adelgazar? ¿Cómo va a influenciar en tu vida, tu felicidad y tu salud?

¿Estas causas nacen de ti o hay alguien que te está diciendo que tienes que bajar de peso?

Tener tus propias causas para adelgazar, que emergen de tus propios valores y deseos, es más motivador que responder a las recomendaciones de otra gente.

Hallar tu “porqué” puede guiarte a atravesar desafíos y adversidades inevitables. Puedes preguntarte algunas cuestiones específicas:

¿Cómo podrías beneficiarte de adelgazar o cambiar tu dieta?

¿Qué cosas positivas conllevan una disminución del peso?

¿Cuáles son los peligros o los puntos negativos de no cambiar tu dieta o no bajar de peso?

¿A qué secuelas te enfrentas si no haces ningún cambio?

Es viable tener diferentes motivaciones. Las causas frecuentes tienden a ser una de estas dos: salud y fachada.

Las causas estéticas son convincentes, pero las indagaciones demuestran que no son tan perdurables en el tiempo y también podrían implicar resultados negativos, como tener una imagen corporal negativa, baja autovaloración y también podrían llegar a usarse procedimientos no muy saludables para adelgazar para, con el tiempo, volver a ganarlo.

Las motivaciones similares con la salud se asocian con resultados más positivos a la larga, de hecho una más grande disminución del peso y menos peso recuperado y, además, una optimización en el aspecto física e imagen corporal como plus.

Prueba a suponer en unos cuantos causas sobre salud para adelgazar, como tener más energía, ganar movilidad, revertir el trastorno metabólico, hacer mejor la salud cardíaca, mitigar mal en las articulaciones, reposar mejor o dejar de tomar medicamentos.

Varias personas cuelgan su “porqué” en el frigorífico, espejo o en la puerta del armario para lograr verlo día tras días.

Es viable que tu “porqué” cambie con el tiempo, y es favorable revisarlo ocasionalmente para modificarlo o editarlo tal es así que continúe siendo importante e inspirador.

Elige una dieta que sea correcta para ti

Suponemos que para bajar de peso con excelente resultados, es considerable que el estilo de nutrición que escojas se ajuste a ti como un estilo de vida natural y no como una dieta que te cueste un enorme esfuerzo seguirla. Deberías ser con la capacidad de disfrutarlo y no deberías quedarte con hambre o queriendo seguir comiendo, y debe ajustarse además a tus valores, estilo de vida y opciones de comida.

Hay muchas formas de perder peso: low carb, keto, paleo, dieta mediterránea, vegetariana, vegana, carnívora, baja en calorías y baja en grasa. Bastante gente además agregan ayuno intermitente, que radica en saltarse una o dos comidas, a estos proyectos de nutrición.

Un plan saludable comparte estas propiedades comunes:

Prioriza proteína y otros nutrientes fundamentales

Tiene dentro alta nutrición y hidratos de carbono llenos de fibra a un nivel correcto a tus objetivos y tolerancia de hidratos de carbono

Limita o descarta los comestibles ultra procesados que mezclan grasa y edulcorantes.

Limita o descarta fuentes de azúcar

Beber agua (al menos 2 litros al día)

Y, de la misma manera que tu razón, es viable que inclusive la dieta que sea la correcta para ti deba ser revisada o cambiada. Tienes que sostener una actitud abierta antes probables cambios en los comestibles que consumes basándote en tu avance y opciones.

Cómo podéis ver las preguntas y las respuestas las tienes tu, nosotros solo te hacemos ver que dentro de ti existe una programación que puede llevarte al éxito.

Si te cuesta mentalizarte para adelgazar (ese es el primer paso), te podemos ayudar con nuestro curso de Aplicación de la Programación Neurolinguística par adelgazar, el cual han realizado muchos alumnos y a día de hoy han logado mentalizarse para llevar a cabo un programa de Dieta.

Aquí te dejamos un Enlace a nuestro curso para que puedas conocer mas a fondo de que se trata: https://marketcursos.com/p/curso-de-adelgazar-con-pnl/