La Dieta Macrobiótica

que es la dieta macrobiotica
Comparte si te ha gustado ;)

La Dieta Macrobiótica: ¿Qué es la nutrición macrobiótica?

Es muy probable que hayas escuchado sobre la dieta macrobiótica y que estés interesado en saber en qué consiste y cuáles son sus beneficios. Por ese motivo en este articulo nos encargaremos de darte toda la información necesaria para que tengas claro qué es la dieta macrobiótica y si realmente se adapta a tus necesidades de alimenticias o no. 

El objetivo de los creadores de este tipo de nutrición era darles a las personas una alimentación natural (lo más natural posible) para que pudieran gozar de bienestar físico y emocional. Sin embargo, a pesar de las intenciones de sus creadores, lo cierto es que la eficiencia y la seguridad de la nutrición macrobiótica sigue siendo bastante cuestionada.

¿Qué es la nutrición macrobiótica y en qué consiste? 

Cuando hablamos de una dieta macrobiótica nos referimos a una dieta nutricional que se encuentra dentro del sistema religioso que fue creado por George Ohsawa, en el que se propone una dieta con tendencias veganas y en la que los alimentos son divididos como el Ying y el Yang, es decir, separando los alimentos entre aquellos que debemos de consumir y aquellos que debemos limitar lo más posible. 

Entre los alimentos que se deben limitar al máximo podemos encontrar todo tipo de carnes, café y alimento salados

En este sentido es realmente importante tener en cuenta que la división de los alimentos realmente no tiene en cuenta los valores nutricionales, sino que más bien se divide en base a la actividad en el universo según la filosofía y religión oriental. De esta forma, el equilibrio que se debe de conseguir entre el Ying y el Yang las personas tienen que consumir una dieta que sea adecuada para el bienestar. 

También es importante comprender que hay distintas dietas macrobióticas, pudiendo encontrar aquellas en las que se eliminan por completo los alimentos de origen animal, así como algunas más extremas en las que solo se come cereales y algunas verduras o frutas

Los alimentos procesados y refinados están completamente prohibidos dentro de una dieta macrobiótica, además de que también se prohíbe el consumo de especias varias, hierbas y algunas hortalizas como berenjenas, tomates y patatas.

Como puedes ver, en algunas ocasiones puede ser una alimentación realmente restrictiva, por lo que puede llevar al déficit de varios nutrientes que son necesarios según las “cantidades diarias recomendadas” de organizaciones de salud y alimentación internacionales. Aunque claro, en las menos estricticas es posible conseguir un buen equilibrio. 

Alimentos Yin 

Estos alimentos están relacionados con el frío, la humedad y lo oscuro, siendo las frutas, verduras, tofu, zumos, etc. Aquellos alimentos que tienen exceso de yin son los dulces, el café, el alcohol y las especias.  

Alimentos Yang 

Son alimentos que están relacionados con lo cálido, lo seco y lo duro, siendo alimentos como pastas, cereales, legumbres, harinas integrales, etc. Aquellos alimentos que tienen exceso de yang son los huevos, las carnes, etc. 

Dieta Macrobiotica

¿Qué alimentos están prohibidos en la dieta macrobiótica? 

Las limitaciones que podemos encontrar en una dieta macrobiótica pueden variar dependiendo de lo estricta que esta sea y de la persona que la hace, pero generalmente estos son los alimentos que están prohibidos en una dieta macrobiótica

  • Carnes rojas 
  • Lácteos
  • Grasas animales
  • Berenjenas
  • Tomates
  • Patatas
  • Azúcares
  • Frutas tropicales
  • Zumos
  • Especias fuertes o picantes
  • Condimentos
  • Alimentos refinados
  • Alimentos con conservadores o colorantes
  • Alimentos cultivados con abonos químicos

¿Cuáles son los beneficios de la nutrición macrobiótica? 

Las principales ventajas o beneficios de la dieta macrobiótica la podemos ver asociada a la pérdida de peso, por lo que suele ser una opción popular entre las personas que desean perder peso al mismo tiempo que siguen una alimentación saludable. 

El hecho de que se eliminan o reducen casi al máximo los alimentos de origen animal, aumentando la ingesta de cereales y algunas frutas y verduras, puede reducir el número de calorías consumidas y la calidad de las mismas. 

A esto le podemos sumar el hecho de que se eliminan de la dieta los alimentos ultraprocesados y procesados (harinas refinadas, grasas trans, azúcares añadidos, exceso de sodio, etc.) los cuales también fomentan la ganancia de peso y una mala salud. 

La reducción de las comidas saladas y de carnes rojas también es uno de los aspectos más positivos que podemos destacar de la dieta macrobiótica, ya que estos alimentos también suelen tener algunos efectos negativos que se eliminan al no consumir este tipo de alimentos. 

Base alimenticia de la nutrición macrobiótica 

Sigueindo la pirámide alimentaria moderna aceptada por universidades como Harvard y Cornell, en la que no hay limitaciones excesivas, una pirámide macrobiótica podría seguir esta orden desde abajo (base de la alimentación) hasta arriba (alimentos más limitados)

Cereales integrales 

Los cereales integrales son considerados como la base de un régimen alimentario saludable. Las grandes escuelas e instituciones alimentarias están de acuerdo en que los cereales deben de ser la base de la alimentación diaria, sobre todo en forma integral o semi-refinada. 

Es importante que los cereales integrales que se consumen en el día a día sean biológicos, evitando pesticidas y otras sustancias que pueden perjudicar la salud. 

Verduras 

Agregar a nuestra dieta de forma gradual la gran variedad de verduras que tenemos a nuestra disposición, como raíces y hojas verdes, utilizándolas con distintos métodos de cocción, reduciendo la ingesta de crudas. 

Siempre se debe de hacer todo lo posible para asegurarnos que sean alimentos de buena calidad y biológicos. Se deben evitar alimentos que contengan herbicidas y pesticidas, ya que esto afecta la salud de la tierra y de las personas que consumen alimentos con estas sustancias. 

Alimentos fermentados 

Los alimentos fermentados son altamente recomendados gracias a los beneficios que representan para la flora bacteriana, mejorando la digestión de todos los alimentos que consumimos. 

Dentro de una dieta macrobiótica se fomenta el consumo de fermentados de origen vegetal, como puede ser el caso de los pickles, encurtidos y otros productos como tempeh, natto, miso, etc. Agregar una pequeña cantidad en la dieta diaria es más que suficiente. 

Legumbres y fermentados 

Las legumbres suelen ser utilizadas para tratar problemas relacionados a la vejiga y los riñones. 

El tofu se obtiene a partir de la leche de soja, teniendo un alto valor de proteínas. Asimismo, el tempeh se obtiene a partir de un proceso de fermentación de la soja, siendo una excelente fuente de proteínas y vitaminas B. 

Las algas 

Las algas son consumidas desde la antigüedad por su alto valor nutricional, pero estudios recientes han comprobado que los vegetales marinos son muy ricos en minerales como zinc y calcio, entre otros. 

Asimismo, las algas también son muy ricas en vitaminas, proteínas e hidratos de carbonos, así como vitamina B12, la cual suele estar relacionados a alimentos de origen animal. 

Condimentos 

Los condimentos macrobióticos no son muy utilizados en todas las culturas y cocinas, pero estos condimentos destacan por tener propiedades medicinales que pueden ser muy efectivas e importantes, siendo recomendable incluirlas en nuestra dieta diaria en pequeñas condiciones. 

Los condimentos macrobióticos son una excelente alternativa para evitar los condimentos modernos que pueden tener químicos, azúcares y otras sustancias que afectan nuestra salud. 

Oleaginosas 

El aceite puede contener una buena cantidad de propiedades benéficas para nuestro organismo siempre y cuando se consuma con moderación. Asimismo, estos deben de conservarse en envases opacos y de cristal, no en recipientes de plástico, como los típicos aceites que venden en los supermercados. 

Proteínas animales 

En una dieta macrobiótica que no sea tan prohibitiva se puede permitir el consumo limitado de pescado. 

Riesgos de seguir una dieta macrobiótica muy limitada 

Como hemos mencionado anteriormente, las dietas macrobióticas pueden ser muy limitadas en algunas ocasiones, sobre todo cuando se realizan siguiendo los componentes religiosos y espirituales en los que se prohíben muchos alimentos, sobre todo aquellos de origen animal y los derivados de la industria alimenticia. En algunas más estrictas incluso se limita el consumo de agua. 

Sin embargo, es realmente importante tener claro que una dieta muy estricta puede generar estés en nuestro organismo, así como déficit de ciertos nutrientes, lo que sin duda alguna termina afectando la salud y calidad de vida de la persona que sigue dicha dieta. 

Por ejemplo, un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition, comprobó que una la nutrición macrobiótica en niños podría afectar drásticamente su desarrollo psicomotor y crecimiento físico, al ser una dieta baja en proteínas, vitamina B12, calcio, vitaminas D y otras vitaminas del complejo B. 

Una buena planificación de la dieta (y teniendo al alcance alimentos que sirvan como alternativas) podría ser la clave en estos casos, lo cierto es que las alternativas en una dieta macrobiótica suelen estar basadas en cereales y otros alimentos que hacen que no sea muy sencillo llevar una alimentación realmente balanceada. 

El déficit en proteínas, vitamina D y calcio puede afectar notablemente la salud ósea, incrementando notablemente el riesgo de sufrir fracturas y osteoporosis. Mientras que el déficit de vitamina B12 y hierro podría ocasionar anemias nutricionales y problemas de crecimiento, así como aumentar el riesgo de sufrir enfermedades e infecciones. 

Problemas que se pueden presentar por una dieta muy limitada y prohibitiva 

Ya mencionamos que el déficit de ciertos nutrientes puede ser realmente malo para la salud, pero para que tengas más claro cuáles son los distintos problemas o enfermedades que se pueden presentar, aquí tienes una lista de enfermedades que se pueden presentar a causa de una dieta muy estricta: 

  • Escorbuto: se presenta por la falta de vitamina C en nuestro organismo. 
  • Anemia: ocasionada por del déficit de hierro provocado por la falta de consumo de alimentos de origen animal o por el consumo excesivo de cereales.
  • Hipocalcemia: la falta de calcio por evitar productos lácteos y derivados. Puede fomentar la aparición de osteoporosis. 
  • Hipoproteinemia: por la falta o la calidad de las proteínas consumidas. 
  • Deshidratación: limitar el consumo de agua puede provocar deshidratación, lo que altera la función renal y muchos de los procesos de nuestro organismos. 

¿Dieta macrobiótica para deportistas? 

En el caso de las personas que practican ejercicios de alto impacto que son físicamente muy activas, lo mejor que pueden hacer es mantenerse lejos de este tipo de dietas, al menos de las más estricticas. Cuando se realiza ejercicio es muy importante el consumo de proteínas, agua, todo tipo de frutas y verduras. 

Muchas personas recurren a las legumbres para obtener las dosis de proteínas recomendadas para deportistas, pero está comprobado que el consumo excesivo de legumbres puede ser nocivo para la salud. En estos casos es necesario ingerir proteínas y grasas sanas para que los músculos puedan reparar sus estructuras

La nutrición macrobiótica puede llegar a ser muy inflexible y muy severa, por lo que no es recomendada para todas las personas. 

Sin embargo, siguiendo la pirámide antes mencionadas, bebiendo agua y llevando un estilo de vida saludable esta dieta puede ser buena para las personas que tengan problemas de salud y quieran una dieta más equilibrada. El verdadero problema de esta dieta está en las prohibiciones que se pueden poner por las cuestiones filosóficas, las cuales pueden impedir que las personas tengan una alimentación realmente balanceada y saludable. 

Conclusión: ¿Es buena la dieta macrobiótica? 

Como hemos mencionado a lo largo de este artículo la nutrición macrobiótica no tiene por qué ser especialmente mala, sobre todo cuando no lo limita al máximo la variedad de alimentos o el consumo de agua. 

Este tipo de dietas suelen ser adoptadas por las personas vegetarianas y puede ser muy positiva cuando se hace todo lo posible por consumir una dieta balanceada y buscar buenos sustitutos a la falta de proteínas, vitaminas y minerales que se obtienen por medio de alimentos animales. 

En muchos casos las personas utilizan suplementos alimenticios para suplir cubrir dichas carencias, aunque estos suplementos pueden estar prohibidos si se sigue una dieta limitada por cuestiones religiosas o filosóficas. 

Para concluir, este tipo de dietas pueden ser muy buenas o muy malas dependiendo de las limitaciones que se le dé a la dieta. Lo mejor es visitar a un médico para consultarlo sobre la posibilidad de hacer un cambio de alimentación muy extremo. 

EMPIEZA HOY TU CURSO DE ESPECIALISTA EN DIETA Y ALIMENTACION MACROBIOTICA

No Olvides utilizar el Código de Descuento: Descuento10 del 10% sobre el Precio de Oferta